Bienvenidos a la web del Ayuntamiento de Borau

SENDEROS EN BORAU: A San Adrián de Sasabe y vuelta por Troncito

BORAU -PISTA DEL AGUA- SAN ADRIÁN DE SASABE- SENDERO DE TRONCITO – BORAU

Una nueva ruta circular, que comienza desde las inmediaciones de Borau y finaliza junto a la Iglesia de manera circular, pudiendo elegir el sentido a realizar. Bonito recorrido con San Adrián de Sasabe como espectacular punto de interés.

Si continuamos brevemente la carretera dirección a Aísa, justo antes de cruzar el puente del río Lubierre encontraremos unos chopos enormes que nos podrán servir para aparcar nuestro vehículo y comenzar la ruta. Comenzamos adentrándonos en un pequeño sendero delimitado por muros de piedra seca a ambos lados, para poco a poco y siguiendo las marcas de pintura ir ganando metros y “montándonos” en la pista del agua, que ya no abandonaremos hasta las proximidades de la iglesia de San Adrián de Sasabe.

A San Adrián de Sasabe y vuelta por TroncitoTendremos que estar al tanto al llegar a una pequeña explotación ganadera de un habitante de la Villa, que seguramente estará encantado de mostrarnos sus animales y su trabajo, siendo este uno de los puntos de interés de la ruta antes de llegar a la Ermita de San Adrián de Sasabe. Una vez aquí, dejamos esta explotación a nuestra derecha y por su pista de acceso cruzaremos el Río Lubierre hasta un cartel direccional que nos señala el último tramo de carretera asfaltada para llegar a el mágico lugar donde se contruyó la ermita de San Adrián de Sasabe.

En este cruce de barrancos, nos tomamos un respiro, para informarnos de la historia del lugar a través de sus paneles interpretativos y experimentar al entrar en la ermita, que durante los meses de verano esta abierta al público.

Se dice que en San Adrián de Sasabe los obispos de Huesca, en su huída de los musulmanes, se refugiaron con el Santo Grial para protegerlo de los invasores. Es un claro ejemplo de arte románico con numerosas decoraciones de ajedrezado jaqués.

Continuamos nuestra ruta volviendo a cruzar el río Lubierre por un tramo asfaltado y decolorado a causa del carbonato cálcico que el río y los torrentes causan sobre el terreno. Nos encontraremos con una señal direccional que nos envía hacia el Cubilar de las Vacas y hacia Tronzito. Sin abandonar la pista continuamos sin hacer caso de un cruce de pistas que no nos hará dudar, sino que continuaremos al frente hasta llegar a una casa que nos indica que estamos en el recorrido correcto. Cincuenta metros más arriba continuando la pista sin asfaltar, ya en peores condiciones, nos volvemos a encontrar con un cartel direccional del parque que nos señala el sendero de Tronzito, ganando altura poco a poco por las laderas más umbrías de los barrancos que aportan agua al río Lubierre.

Este sendero está recuperado conscientemente de su agradable vista sobre el valle, además de su frescura en los meses de verano. Vamos atravesando por una zona más alta y divisando el camino recorrido anteriormente pero en dirección contraria, siguiendo las marcas de pintura que hay en losas y árboles y cruzando por antiguos campos de cultivo hasta alcanzar el Zerro Cruzeta, que a través de una innumerable sucesión de mojones, nos conducirán hasta la Iglesia de Borau, sin ningún tipo de problema.

La ruta en Wikiloc, aquí

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This